RAMÓN GAYA Poesía y pintura

•noviembre 5, 2010 • Dejar un comentario

MÚSICA, POESÍA Y PINTURA

 
LUIS CERNUDA EN LA PLAYA DE ALMERIA

 

Además de pintor, Ramón Gaya fue también escritor. Este es uno de sus sonetos más famosos, al que puse música hace unos años para ser interpretado durante un itinerario nocturno en el museo del propio autor en la cuidad de Murcia. Podéis escucharlo a través del siguiente link:

  http://www.myspace.com/pedrojosgarcagambn

“La frente del atardecer”

 Recuerdo ahora el atardecer de un octubre veneciano, ni más ni menos hermoso que otros muchos atardeceres que viera un muy distintos lugares, y que siempre contemplara, más que arrobado -aunque me embriagara, como a cualquiera, su despliegue suntuoso-, más que embelesado, un tanto perplejo y expectante, como en espera de una… palabra suya. Aquel día tuve muy clara la sensación de encontrarme más cerca. Estaba en la Piazzetta mirando hacia la isla de San Giorgio, en donde el sol daba -duraba- un poco como siempre y un poco distinto también -como siempre, es decir, con esa especie de puntualidad variada que suele tener allí la luz al estancarse, para luego irse hacia dentro y desaparecer en sí misma. Todo lo demás había ido, poco a poco, hundiéndose en la sombra como en una agua oscura, y el sol -un sol que se diría espesado, apretado, repleto de experiencia, de antigüedad vigente, presente- se aferraba a unos puntos estratégicos, culminantes: aquella cúpula y aquel campanile del Palladio recibían un sol aún muy vigoroso, pero que no disponía ya de tiempo para desplazarse a otras cúpulas, a otras torres, y todo aquel mármol tan liso -por el que había resbalado hasta entonces la luz-, ahora, por el contrario, parecía una esponja o una tierra sedienta; esa luz encharcada, inmovilizada allí, no podía ya irse, sino dejarse beber, embeber. En realidad, no quedaba ya nada que pudiera seguir llamándose luz, sino más bien color, un color que iba, segundo a segundo, enmudeciendo, pero de una mudez acumulada y rica.

                       Ramón Gaya, 1962.

JOSEFINA SORIA

•junio 4, 2010 • Dejar un comentario
POESÍA VISUAL

OJOS TIENE LA NOCHE

JOSEFINA SORIA

(Pinchar sobre el nombre para acceder a la presentación  fotográfica)

“OJOS TIENE LA NOCHE”

TALLER DE POESÍA VISUAL

HOMENAJE A LA POETA  MURCIANA JOSEFINA SORIA

REALIZADO POR LOS ALUMNOS DEL CEIP “SAGRADO CORAZÓN” DE ZENETA

REGRESO AL INFINITO (JOSEFINA SORIA)

En la profunda sima de los cielos

surgen estrellas perforando la noche.

Son pupilas perplejas, como espadas

que el vacío atraviesan.

Las luces van fluyendo

en un manar constante.

Siempre al asombro abiertas:

atónitas, suspensas, sorprendidas.

Desde el génesis brotan sus raíces

con luces que han copiado al arco iris.

La noche, poderosa

extiende su reinado por el mundo

sin voz, sin piel dorada, sin memoria

más con ojos abiertos a millares.

Josefina Soria, “Regreso al infinito”, 2007.

EL PEQUEÑO JILGUERO

•mayo 21, 2010 • Dejar un comentario

La pequeña gran poeta Ana G. Raigal de 8 años, acaba de enviarme este precioso poema. Espero que os guste¡¡¡¡¡¡

Ana García Raigal "El pequeño jilguero"

“Vendrá la primavera” Un poema de Josefina Soria

•mayo 1, 2010 • 1 comentario

“Alguien puede decir que la historia es un camino abierto por los pasos de cada uno de nosotros, un camino a veces ascendente, a veces descendente, pero en el que no se pueden trazar objetivos o finales deseados, sin embargo, algunas criaturas signadas por el destino, van dejando tras sí una estela tan luminosa y profunda que no podemos olvidar jamás”

“Regreso al infinito” , Josefina Soria

Ha fallecido en Murcia a los 84 años de edad, una de las más grandes escritoras de nuestra tierra. Estas palabras,  dedicadas a su gran amiga Carmen Conde, podrían hoy pronunciarse en su memoria. Ella ha regresado al infinto, pero nos ha dejado su voz limpia, libre y pura, detenida sobre el tiempo.

Un poema de Josefina Soria

(1920 – 2010)

Se llenarán los árboles

de hojas y de pájaros.

Vendrá la primavera

con sus voces de trinos y savia.

Nosotros miraremos

absortos el paisaje,

sin ninguna prisa:

que ya seremos dueños de las horas.

Cuando nada pregone

la bulliciosa sangre

el tiempo será nuestro.

Nos dejarán estar

verdaderos y profundos

y no nos dolerá

que grite la arboleda,

que el astro sea hielo,

que yazga derramado

el nido de las águilas.

Sobrevendrán resueltos

los espacios inmensos,

los nuncas, los mañanas.

MIGUEL HERNÁNDEZ

•marzo 4, 2010 • Dejar un comentario

Los alumnos del CEIP sagrado Corazón de Zeneta ilustran poemas del poeta Miguel Hernández.

VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

——————————————————————————–

————-   CANCIÓN ÚLTIMA


Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.

—————————————————————————————

NANAS D LA CEBOLLA

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.


MIGUEL HERNÁNDEZ

•marzo 4, 2010 • Dejar un comentario

EL PALOMAR DE LAS CARTAS

(Estrofas del poema “CARTA” del poeta Miguel Hernánez ilustradas por alumnas de   6º curso del CEIP Sagrado Corazón de Zeneta, Murcia)

El palomar de las cartas
abre su imposible vuelo
desde las trémulas mesas
donde se apoya el recuerdo,
la gravedad de la ausencia,
el corazón, el silencio.

Oigo un latido de cartas
navegando hacia su centro.

Cuando te voy a escribir
se emocionan los tinteros:
los negros tinteros fríos
se ponen rojos y trémulos,
y un claro calor humano
sube desde el fondo negro.

Mientras los colmillos crecen,
cada vez más cerca siento
la leve voz de tu carta
igual que un clamor inmenso.

————————————————————————————————————–

La recibiré dormido,
si no es posible despierto.
Y mis heridas serán,
los derramados tinteros,
las bocas estremecidas
de rememorar tus besos,
y con su inaudita voz
han de repetir: te quiero.

NAVIDAD EN LA HUERTA DE MURCIA

•diciembre 24, 2009 • Dejar un comentario

“EL CONSUELO DE LA SIERRA”

(SELECCIÓN DE POEMAS DE VICENTE MEDINA)


Blancos de nieve están,  como palomas,

los altos de la sierra;

de plata enguarnecías

páece que están las ceñas,

ande los chorros de agua

hechos encajes al helarse quëan;

de vidrio son las fuentes,

de vidrio son las ciecas…

¡Paraliza el helor los correntales!

¡Las aguas páece que se paran muertas!…

¡Da temor tanto frío!

¡Probe de aquel que sin calor se vea

y halle nieve en el cielo

y halle guielo en la tierra!


¡Los pastores y pastoras

todos van juntos por leña

para calentar al niño

que nació en la nochebuena!

Cuando hay leña y la despensa

está bien llena de avío,

no importa y hasta da gusto

el frío…

Pero hay gentes que estos días

no tienen leña

ni un pedacito de pan

en la despensa…


En la iglesia están cantando

villancicos

y a los ricos les da ejemplo

Dios en cueritos…


Pensando voy por la calle

en tanta pobretería

En tanta gente sin suerte

y en tanta gente afligida.


Va por la calle también

la virgen recién parida,

llevando al niño en los brazos

y vendiendo loteria.


“La suerte” dice la virgen,

pero los pobres se alejan…

¿Cómo comprar lotería?

¡Para comer la quisieran!


Con los pobres está Dios,

con los nenes descalcitos,

con los que a falta de lumbre

se ponen al solecito.


Y en estos días tan malos

en que al probe se le niegan

trebajo, pa vivir, quien tié caudales,

y el cielo su calor y el pan la tierra…

en estos días malos, otras veces

no era cosa de temblar, como hoy se tiembla,

que, pa el hambre y el frío, les queäba a los probes

el consuelo de la sierra

(¡ya que no el de los hombres!)

el consuelo de la sierra

con sus manás de lobos,

con sus manos de nieve, con sus peñas…

VICENTE  MEDINA


….. ARCHENA (MURCIA) 1866  –  ROSARIO DE SANTA FE (ARGENTINA) 1937